Nueva aventura literaria: Los Caminantes de Carlos Sisi


los caminantes carlos sisiVenían en oleadas y se arremolinaban alrededor sin cejar nunca en el empeño de intentar acceder; desgarrándose la carne contra las alambradas, descomponiéndose en los lodazales ácidos, y finalmente siendo bloqueados por los muros y camiones barricada. Desde entonces, el campamento real disfrutaba de mucha más tranquilidad. Tener a los muertos acechando en el lugar equivocado tenía un efecto psicológico muy positivo sobre todos los supervivientes. Pero sobre todo, haberse librado de los ruidos había obrado maravillas en el corazón de aquellos hombres y mujeres que se obcecaban en sobrevivir. Ruidos de muerte y ruina, como las lentas, arrastradas y sordas palmadas sobre los muros sin ningún deje de ritmo visible. O el susurro de los cuerpos deslizándose unos contra otros en la oscuridad. De vez en cuando, el abominable cloqueo de una garganta inundada por una pasta cenagosa de sangre seca y tierra. Todo eso había cesado por fin. Los muertos acechaban el campamento falso…

Anuncios

Publicado el 21 octubre, 2013 en Libros y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

¿Y usted, qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ciclista Urbano en la Ciudad de México

Aventuras, reflexiones y consejos de una persona que usa la bici para transportarse

El blog de una empleada doméstica

Aventuras de una chacha

Cápsulas de lengua

Historias de palabras y expresiones castellanas

Rueda Libre MTB

PEDALEA. EXPLORA. DIVIÉRTETE.

Romina Colli.

Todos queremos ser escritores.

Cincodays.com

Algo nuevo cada día de la semana

Lo que sucede tras lo que pasa...

Vida, obra y pensamientos de un tipo cualquiera.

El Expreso de Cipressa

La bicicleta es puro romanticismo

A %d blogueros les gusta esto: