Diario de un Zombie – Sergi Llauger


El sol empezaba a caer. Sus halos de luz otoñales entraban por las ramas de las empalizadas y los cristales de los ventanales del centro comercial de la Vila como varas radiantes que fingen transportar una visión de esperanza. Pero no había lugar para ella. Ya no.

Contando aquella tarde, llevábamos tres meses y nueve días enclaustrados en ése lugar. Un lugar que en principio era esclavo de la decadencia y que terminó siéndolo de la más injusta miseria. Los víveres del supermercado se habían reducido drásticamente y los que aún quedaban sobre los estantes no eran más que amasijos pestilentes de comida putrefacta. Ése no era el único problema; los generadores de energía del centro hacía mucho que habían dejado de funcionar. Ya no teníamos electricidad y los congeladores se habían convertido en cámaras tan espaciosas como inservibles. en definitiva habíamos vuelto a la Edad Media.

Diario de un Zombie – Sergi Llauger

Anuncios

Publicado el 13 marzo, 2014 en Citas, Cultura, Libros y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

¿Y usted, qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ciclista Urbano en la Ciudad de México

Aventuras, reflexiones y consejos de una persona que usa la bici para transportarse

El blog de una empleada doméstica

Aventuras de una chacha

Cápsulas de lengua

Historias de palabras y expresiones castellanas

Rueda Libre MTB

PEDALEA. EXPLORA. DIVIÉRTETE.

Romina Colli.

Todos queremos ser escritores.

Cincodays.com

Algo nuevo cada día de la semana

Anecdotario de una vida inútil, pero divertida.

Vida, obra y pensamientos de un tipo cualquiera.

El Expreso de Cipressa

La bicicleta es puro romanticismo

A %d blogueros les gusta esto: