Miedos de la infancia


Pennywise-Cuando era niño tuve tres miedos principalmente, a que Pennywise saliera de la maldita coladera mientras me estaba bañando, a los perros y a un maldito troll que vi una vez en una película.

El primero fue gracias a que vi las películas basadas en las novelas de Stephen King a una temprana edad y tuvo consecuencias durante mucho tiempo, no me quitaba el sueño pero cada que me ponía shampoo en la regadera tenía que quitarme el jabón con los ojos abiertos y viendo fijamente la coladera buscando cualquier indicio de que una mano con guante blanco se asomara tratando de atraparme. En realidad no le tenía miedo a los payasos, únicamente al que fue representado en la película “Eso”.

El tercero fue inexplicablemente provocado por una de las únicas películas que lograron quitarme el sueño por una semana por lo menos. La película en español se llamaba simplemente Troll, y el argumento trataba de una familia que se recién se mudaba a un edificio en cuyo sótano había una especie de portal con un mundo mágico, por llamarlo de una forma, un troll poseía el cuerpo de una niña y comenzaban a suceder cosas extrañas por todas partes. Consciente de que era un maldito disfraz el que traía puesto no sé porque abría los ojos en medio de la noche pensando que estaría ahí a punto de hacerme daño.

Por último, el totalmente entendible miedo a los perros. Tengo un recuerdo muy vívido de cuando tenía unos 4 años; un perro de un vecino llegó corriendo hacia mí, me derribo y me empezó a ladrar en la cara, era un Cocker Spaniel pero en aquel entonces era como de mi tamaño. A partir de ése momento le tenía pavor a cualquier perro que se me acercara. Tiempo después, como a los 10 años intenté superar aquella fobia de una vez por todas. Una amiga, su hermana, mi hermano y yo íbamos a la casa de otra amiga, nuestros papás estaban en una reunión con otro vecino, decidimos que entraríamos a jugar sin la supervisión de nuestros padres, pero para ello teníamos que atravesar el patio donde vivía un Pastor Alemán que se llamaba Zeus. La dueña de Zeus dijo que ella lo detendría del collar mientras pasábamos rápido, cuando nos animamos a pasar, mi hermano y la hermana de mi amiga que eran los más pequeños se asustaron y empezaron a gritar lo cual sólo provocó que el mentado Zeus se alterara y se soltara de la mano de su dueña y sin pensarlo dos veces me mordió el brazo :(. No fue una herida de gravedad pero ese hecho bastó para reafirmar mi fobia a los perros durante mucho tiempo más.

No fue hasta que tuvimos nuestro propio perro, Lobo, un Pastor Alemán enorme y después el buen Rolly q.e.p.d. un Labrador Golden Retriever que pude controlar mi fobia un poco. De hecho aún tengo ése miedo inexplicable a los perros sólo que he aprendido a vivir con él y normalmente logro dominarlo.

Pero qué hay de ustedes. ¿Cómo lograron manejar sus más grandes miedos infantiles? ¿Aún lo tienen? ¿Era un miedo justificado o totalmente ridículo?

Anuncios

Acerca de Flavio

29 años, geek guanabí, me gusta el metal y la música clásica, lector empedernido de novelas épicas, policiacas y de ciencia ficción; fotógrafo amateur, zombie una vez cada año, portero titular de Fut7 en 3 equipos, paracaidista en salto tándem, miembro activo de la Steeler Nation, catador de cervezas, cinéfilo por ocio, ciclista urbano y ‘buena onda’. @MundoRetorcido

Publicado el 1 marzo, 2015 en Cine, Sociedad y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. yo le tengo perdón, tenia miedo a los criters unos extraterrestres ochenteros

  2. los que se hacían bolita y lanzaban espinas.

¿Y usted, qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ciclista Urbano en la Ciudad de México

Aventuras, reflexiones y consejos de una persona que usa la bici para transportarse

El blog de una empleada doméstica

Aventuras de una chacha

Cápsulas de lengua

Historias de palabras y expresiones castellanas

Rueda Libre MTB

PEDALEA. EXPLORA. DIVIÉRTETE.

Romina Colli.

Todos queremos ser escritores.

Cincodays.com

Algo nuevo cada día de la semana

Anecdotario de una vida inútil, pero divertida.

Vida, obra y pensamientos de un tipo cualquiera.

El Expreso de Cipressa

La bicicleta es puro romanticismo

A %d blogueros les gusta esto: